El Cencerro

Mi esposa Lili y yo, Eduardo, somos trotamundos natos. Ella es psiquiatra devenida en sexóloga, y quien les cuenta, arquitecto y artista plástico. Al poco tiempo de casarnos, le propuse a mi mujer un viaje a lo largo y ancho de Europa, un recorrido que nos llevó un año y medio entre el Viejo Continente y el norte de Africa. Semejante experiencia nos sirvió cuando pasamos de ser huéspedes a anfitriones.

Abrir las tranqueras de la Estancia El Cencerro significó tener presentes todas nuestras creencias y sentimientos en lo que hace al placer de viajar. Es una filosofía de vida lo que queremos transmitirles y compartir con ustedes, nuestros huéspedes. ¡Bienvenidos!

Diseño: Violeta Herbstein - Fotografia: Paloma Herb - Desarrollo: juan.v